¡Estamos de fiesta! Celebramos la fusión de iNBest y Servnet. Ver más detalles

Blog

¿Por qué necesitas un Plan de Recuperación ante Desastres (DRP)?

Un Plan de Recuperación ante Desastres es un proceso de solución para que tu negocio pueda restablecer sus servicios de TI (hardware, software y nube), después de haber sufrido una afectación por una tormenta, catástrofe natural o epidemiológica, falla masiva, un error humano, ataque por terceros de cualquier tipo que atente contra la continuidad de tu empresa y entre otros relacionados.

Beneficios de tener un DRP en la nube

Contar con planes de recuperación y/o contingencia (Disaster Recovery Plan) en caso de emergencia permite a las empresas dar continuidad a sus negocios ante un desastre. Hoy en día, hablar de nube es cada vez más común y nuestro plan puede implementarse dentro de ella pero, ¿Qué beneficios o ventajas tengo al montar un DRP en la nube?

Beneficios de tener un DRP en la nube (Parte 2)

 
Como platicamos en nuestro artículo anterior, contar con un DRP en la nube tiene diferentes beneficios que van desde una reducción de costos de TI hasta ahorros en tiempos y seguridad de tu información.

Cloud Computing y seguridad informática

Cuando hablamos de la seguridad en la nube, hablamos de protección de los datos, las aplicaciones y las infraestructuras involucradas en cloud computing. Abarcando varios controles, normas, tecnologías y procedimientos que se utilizan para proteger los entornos en la nube, ya sea pública, privada o híbrida. 

El día de hoy te presentamos dos proveedores de seguridad en la nube, para que identifiques sus características y ventajas: Microsoft Office 365 y Amazon Web Services. 

¿Qué es el sabotaje informático?

En muchos países ya se consideran las bases de datos y los soportes lógicos como objetos materiales en el delito de sabotaje, aunque no es considerado como una conducta que afecta el bien jurídico intermedio de la información. Sin embargo, se afirma que lesiona directamente el patrimonio económico destinado a actividades laborales. 

La descripción típica es la siguiente:

"El que con el fin de suspender o paralizar el trabajo destruya, inutilice, haga desaparecer o de cualquier otro modo dañe herramientas, bases de datos, soportes lógicos, instalaciones, equipos o materias primas, incurrirá en prisión de uno a seis años y multa de cinco a veinte salarios mínimos legales mensuales vigentes, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor..."