Skip to content

    Amazon AWS Servidores y sus desafíos del cómputo en la nube

    Amazon AWS Servidores y sus desafíos del cómputo en la nube

    "Con el paso del tiempo, igual que ocurrió con el cuadro eléctrico, relativamente pocas compañías tendrán sus propios centros de datos. Toda esa computación se va a mover a la nube” Andy Jassy, jefe de la división de AWS

     Jeff Bezos es conocido popularmente por el imperio llamado Amazon, la tienda en línea que cuenta ya con miles de productos en su haber y que se encuentra altamente posicionado en el mercado debido a su estructura y logística.

    Sin embargo, este no es el negocio con el que Jeff Bezos está cambiando los hábitos de los negocios, sino con Amazon Web Services, una empresa que ya sustenta el desempeño vital de empresas como Spotify, Dropbox, Netflix, Pinterest y Airbnb debido a que gestiona todos o parte de sus servicios web, almacenamiento y otros. Inclusive la CIA ya es uno de sus clientes debido a que Amazon AWS reduce los gastos informáticos de las empresas hasta en un 40%.

    Si estas empresas no estuvieran en Amazon AWS Servidores, no tendrían la capacidad que les otorgó el éxito en cuanto a reproducción, sincronización y rapidez ya que al ser aplicaciones móviles su demanda está cambiando y creciendo constantemente por lo que no se pueden dar el lujo de responder a peticiones en largos períodos de tiempo.

     

    La infraestructura de la computación en la nube es básicamente en una cantidad de servidores de gran capacidad, colocados en varias ubicaciones, donde los usuarios o empresas guardan su información para no tenerla en hardware dentro del negocio y con eso garantizar la seguridad y disponibilidad de la información; el core de Amazon Web Services.

    Sin embargo, los Amazon AWS Servidores, ofrecen mucho más que almacenamiento, como ejemplo bastan los siguientes servicios:

     

    • Amazon Connect; Un Servicio para manejar Call Centers de atención y ventas enfocado a mejorar el servicio al cliente, diseña flujos de contacto, administra agentes, cuenta con excelente seguimiento de las métricas de rendimiento, inclusive grabar las llamadas para monitorear la calidad en el servicio.

     

    Se puede incluir llamadas tanto inbound como outbound y controlar todo desde la plataforma, además se paga solo por lo que se consume dando un plus adicional.

     

     

    • Amazon Rekognition: Un servicio de reconocimiento de imágenes administrado con Machine Learning es factible para la creación de aplicaciones o sitios web que otorguen sugerencias o respuestas en base a las imágenes redimidas, analizar atributos faciales para seguridad e inclusive detectar objetos dentro de un área o escena.

     

     

    • Amazon Polly: Permite crear aplicaciones que hablan con decenas de voces en varios idiomas sintetizando habla que se asemeja a la voz humana con lo que podríamos hacer conversaciones en tiempo real con usuarios como call centers, conmutadores y chatbots.

     

     

     

    • Amazon Lambda: Nos ofrece la capacidad de ejecutar códigos sin que sea necesario administrar servidores, lo que permite un ahorro increíble de costos ya que no se cobra nada cuando el código no se está ejecutando, a diferencia del hardware que requiere una inversión así se use la capacidad completa o no.

    Los códigos que puede ejecutar son de aplicaciones o servicios de back end, realizando acciones por sí solo que se traduce en rapidez, detección de errores con análisis para tomar decisiones en tiempo real.

     

     

     Creada en 2006 Amazon AWS cuenta con el 27% del mercado de cómputo en la nube seguido de Microsoft con un 10% e IBM con un 7% según Synergie Research.

     Los Amazon AWS Servidores se encuentran en 8 países distribuidos en 28 zonas con entre uno y seis centros de datos cada una. Y cada centro de datos tiene entre 50,000 y 80,000 servidores.

     Aun así, Amazon Web Services enfrenta desafíos uno de ellos es la disponibilidad ya que expertos comentan que el crecimiento de la empresa se está viendo opacado por el paradigma de la gestión de servicios críticos, en teoría al contar con tantos centros de datos los clientes no deben experimentar ninguna interrupción, en la práctica los Amazon AWS Servidores cuentan con una disponibilidad de 99.999994% ya que está la posibilidad de que el servicio pudiera negarse como en marzo pasado aunque sea por un par de horas.

     

     Otro desafío es que todavía existe cierta resistencia de las empresas a “dar su información” a alguien ajeno, el principal impedimento de los CEOs para migrarse a la nube, a pesar de que Gerentes de TI y desarrolladores coinciden en que hay ya muchos servicios que están listos para usar, lo que se traduce en ahorro financiero y por supuesto en eficiencia ya que el personal de sistemas puede enfocarse a otros temas.

     Aunado está el miedo que existe al cómputo en la nube en cuanto al robo de información y para vencerlo, los Amazon AWS Servidores cuentan con un sistema de encriptación que le impide ver los archivos guardados en ellos, además nadie tiene acceso a los centros de datos ni mucho menos la ubicación exacta que solo revelan cuando es necesaria.

     

    AWS tiene en su haber una máquina especial que desmagnetiza los discos duros que ya no se utilizan y los destruye para evitar el riesgo de que alguien pueda recuperar su información por lo que sinceramente en este aspecto no hay nada que temer, y es 200 veces más probable que al operar con servidores físicos se roben la información o se pierda que en la nube.

     

    En conclusión podemos decir que Amazon Web Services cada vez se abre camino como un servicio estable lo que lo hace ser el líder en su campo además de siempre estar generando aplicaciones y productos que faciliten el manejo y desempeño de las compañías sin importar su tamaño.

     Descarga la guía de los 8 elementos para la migracion de sistemas a la nube