Skip to content

    9 maneras de agudizar tu Business Intelligence

    9 maneras de agudizar tu Business Intelligence

    Nada triunfa como el triunfo. Al principio, la mejor manera de justificar inversiones y mejoras en un sistema BI es demostrando su impacto con claras mejorías en el negocio, buscando áreas de ineficiencia que se puedan beneficiar rápidamente de decisiones que funcionen con información, mostrando cómo la compañía puede mejorar planeando, ajustando horarios y presupuestos, y acelerando la productividad y ganancias.

    En una época de confusión económica, las iniciativas de inteligencia de negocio (BI) sobresalen por su potencial para mejorar la actuación corporativa a través del mejor uso del alojamiento de información por medio de sistemas dispares. A comparación con muchos proyectos de IT, BI requiere de inversiones más modestas. Uno de los temas más importantes en la tecnología de la información ha sido la aparición de un mercado de herramientas de inteligencia de negocio que pueden ser dirigidas y utilizadas en cualquier problema de negocio.

    La inversiones en BI muestran resultados en la mayoría de las organizaciones que se toman enserio acerca de hacerlo bien. Se toman el tiempo para pelear las batallas políticas y técnicas para asegurar que la información que analizan está completa, erradican los errores para asegurarse que los análisis realizados por las herramientas son confiables, la mayoría crean vistas personalizadas de la información para los afiliados claves, así los líderes CEO y CFO hacia abajo tienen acceso inmediato a los temas de información, oportunidades y avisos que deben tratar para un mejor desempeño.

    BI es tan de administración como de tecnología, a continuación te presentamos nueve maneras en que las compañías pueden maximizar el valor de sus inversiones en BI:

    1. Personaliza las interfaces/escritorios de usuarios para roles específicos. El CEO, el director de recursos humanos y un manager de call center deberían tener diferentes perfiles, a simple vista, resúmenes y gráficas de los indicadores claves de rendimiento (KPIs) que son más relevantes a sus responsabilidades. Los que más rinden están profundamente interesados en tener en la mira las aplicaciones BI en múltiples afiliados dentro de sus organizaciones e identificar las métricas que ayudarán a realizar mejor su trabajo.

    2. Integra información a través de departamentos y aplicaciones. Particularmente en grandes organizaciones, es común tener diferentes herramientas BI utilizadas por distintos departamentos. Intentos por acomodar estos desajustes suelen ser frustrantes cuando la compañía ha adoptado otro set de herramientas BI, en esos casos, esperar total adaptación es irrealista, aún así, mientras más consistente esté la plataforma BI es mejor. Mientras la información extraída de distintos sistemas pueda ser introducida y envuelta en un depósito de información en común es más fácil realizar los análisis entre departamentos, mientras más usuarios puedan obtener su información de un portal o escritorio en común, menor el entrenamiento que se necesita para que puedan usar la plataforma BI de manera productiva.

    3. Adopta una cultura de toma de decisiones de información. Siempre es bueno tener un empujón del jefe que diga “Así es como haremos el negocio” Además del CEO otros ejecutivos tienen que comprometerse a tomar esa clase de decisiones.

    4. Implementa procesos de mejoría continua de calidad de información. La calidad de la información jamás será perfecta, pero siempre puede ser mejor, los errores se introducen de manera manual a la información así como los glitches automáticos que emergen de la información de distintas fuentes. Crea un proceso sistemático para identificar y eliminar la mayoría de esos errores. Las tácticas utilizadas incluyen un mejoramiento en la validación en la entrada de información, checar información como la dirección de los usuarios contra la base de datos pública y contratar un software de limpieza de información que busque anomalías y contradicciones.

    5. Demuestra una mejoría en planeación, operaciones y otros recursos. Nada triunfa como el triunfo. Al principio, la mejor manera de justificar inversiones y mejoras en un sistema BI es demostrando su impacto con claras mejorías en los negocios, busca áreas de ineficiencia que se puedan beneficiar rápidamente de decisiones que funcionen con información, muestra como la compañía puede mejorar planeando, ajustando horarios y presupuestos, y acelerando la productividad y ganancias.

    6. Implementa una metodología KPI formal (Ejem. Six Sigma, etc.). De acuerdo con algunas investigaciones, los de alto desempeño muestran gran compromiso para adoptar una metodología mejorada para ajustar y buscar métricas de desempeño. Al final, no es lo que muestres en las tablas y reportes lo que importa, es lo que haces con la información, para mejores resultados construye sobre lo que los otros aprendieron de manera difícil.

    7. Utiliza alertas y notificaciones. Darle a los administradores la habilidad de de quitar información no es suficiente, particularmente si se les asigna la responsabilidad de responder con rapidez a oportunidades y avisos. Considera proveer una alerta cuando se haya excedido en algún aspecto. Los usuarios individuales pueden tener la habilidad de configurar sus propias alertas.

    8. Implementa entrenamiento a los empleados. Mientras que las herramientas BI prometen que son fáciles de emplear, algunos empleados requieren entrenamiento, asegúrate de hacer un presupuesto para esto, reconoce que los empleados aprenden de manera distinta, considera si debe ser en persona, en línea o con algún instructor.

    9. Mejora las capacidades analíticas. Más allá de rellenar los reportes rutinarios y contestar preguntas comunes, uno puede maximizar el valor de la inversión BI añadiendo algunas herramientas analíticas más sofisticadas y nutrir el talento analítico, mejora la interpretación de resultados con los requisitos de conocimiento y experiencia.

     

    FUENTE: CRM Buyer

    solicita consultoría gratuita cloud computing